Montaña de los 7 colores Perú

MILENARIO_BROWN_1

La montaña de los siete colores: un arcoíris en los Andes peruanos

Cusco es un destino privilegiado por la naturaleza y por la historia. La capital del Imperio incaico alberga en su territorio maravillas de todo tipo como la inefable ciudadela de Machu Picchu o el maravilloso Parque Nacional del Manu. Atractivos como estos hacen fácil comprender por qué los Incas eligieron el Cusco para construir allí el ombligo del mundo.

Además de los monumentos históricos y complejos arqueológicos que ostenta, el departamento de Cusco abraza en su territorio verdaderas maravillas de la naturaleza. Como los nevados Ausangate y Salkantay, dos de las montañas más hermosas del continente. Ubicadas en el corazón de los Andes cusqueños, fueron consideradas por los Incas como auténticas deidades.

MILENARIO_BROWN_1

Un arcoíris convertido en montaña

“Apu” era el nombre con el que la sabia civilización incaica llamó a las montañas a las que les adjudicaba poderes místicos. Aunque la mayoría de estos majestuosos montes estaban cubiertos de nieve, había uno que destacaba por su colorido: la montaña Vinicunca, también conocida como “la montaña de los 7 colores”.

Esta peculiar obra de arte de la naturaleza pertenece al nevado Ausangate. En la cordillera del Vilcanota. Aunque su particular belleza es directamente proporcional a la altura en la que se encuentra (el punto más alto alcanza los 5,200 m s.n.m.). Por lo que miles de personas de todo el mundo sueñan con visitarla y llegan hasta el Cusco para hacer su deseo realidad.

Los Incas le conferían a Vinicunca un carácter masculino, considerando que de sus cimientos surgía la energía masculina que fertilizaba a la Madre Tierra, conocida como Pachamama. Como si fuera poco, el marco natural que la envuelve no es menos impresionante: lagunas turquesas, una variada fauna y nevados deslumbrantes completan un paisaje de ensueño. El distrito que acoge esta maravilla natural es Pitumarca, en la provincia de Canchis. Los habitantes del lugar consideran que Vinicunca es una “montaña sagrada”, por lo que realizan rituales como el pago a la tierra lo que puede hacer de la visita una experiencia de gran misticismo.

 MILENARIO_BROWN_1

¿Qué hacer en la Montaña de los 7 Colores?

La Montaña de los 7 Colores brinda uno de los paisajes naturales más increíbles del mundo. Estos son algunas de las cosas que hacer en este mágico lugar:

  • Disfrutar de la fauna característica de los paisajes alto andino como llamas, vicuñas, alpacas, vizcachas, cóndores y más.
  • Vivir una de las aventuras extremas más memorables. El Cerro Colorado está por encima de los 5 mil metros sobre el nivel del mar.
    Conocer de cerca el estilo de vida de las comunidades que habitan los lugares más extremos en los Andes peruanos.
  • Tomarse una fotografía en el Vinincunca, uno de los 100 lugares que se debe visitar antes de morir según National Geographic.

¿Cuándo es el mejor momento para visitar la Montaña de los 7 Colores?

Algunos turistas regresan del Vinincunca con la decepción de verla cubierta de nieve sin los colores y matices que la caracterizan.

Esto sucede principalmente durante la época lluviosa (de noviembre a marzo). Durante esos meses, las precipitaciones fluviales y el clima causan que la Montaña de los 7 Colores se cubra de nieve.

La mejor época para visitar este atractivo natural es en la época seca (de abril a octubre). En esos meses el cielo es despejado, las lluvias son menos frecuentes y el Vinincunca muestra sus mejores colores.

¿Qué llevar a un tour a la Montaña de los 7 Colores?

El clima en la Montaña de los 7 Colores es frío. Las temperaturas pueden llegar a los 0℃ en las noches. Durante el día, el sol puede desgastar al visitante. En la cima de la cumbre, el viento corre fuerte.

Se recomienda llevar:

  • Bloqueador solar.
  • Poncho en caso de lluvia.
  • Gorra, sombrero, guantes, lentes de sol.
  • Botella con agua.
  • Cortavientos, pantalón de trekking.
  • Zapatillas ideales para trekking.
  • Snacks, cámara fotográfica, documentos, dinero extra.

 MILENARIO_BROWN_1

Tips para visitar la montaña de los siete colores Peru

Visitar Vinicunca es uno de los principales atractivos que tiene este fascinante departamento peruano. Después de todo, en los últimos años se ha convertido en uno de los destinos más visitados de la ciudad.

Además de su inusual y hermosa apariencia, el sorprendente circuito de caminata se enfoca en el imponente nevado Ausangate. Otra maravilla natural del Cusco. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la montaña de los siete colores se encuentra entre los 4100 y 5200 metros sobre el nivel del mar. Por lo que es fundamental tomar precauciones antes de visitarla.

Lo más importante es que el viaje se planifique para dos días o más. Esto debido a que es un trekking de nivel intermedio , lo que hace de la aclimatación un paso imprescindible para disfrutar la experiencia.

Si ya te decidiste y quieres conocer este arcoíris terrestre, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Tómate un par de días para aclimatarte, sobre todo si no estás acostumbrado a hacer largas caminatas en altura.
  • No realices actividades que puedan dañar los colores de la montaña, como por ejemplo deportes extremos. Para evitar aglomeraciones, espera tu turno para la toma de fotos.
  • No olvides llevar alimentos no perecibles y una bolsa para guardar tus residuos.
  • En esta zona existe una alta presencia de especies en vías de extinción como vicuñas, gatos andinos y cóndores, por ello es necesario que cuides el lugar durante tu visita.

Finalmente, ten en cuenta que durante tu viaje puedes contribuir al movimiento económico de los habitantes de la zona y al desarrollo sostenible de las comunidades aledañas.

Solicita tu cotización!

Tal vez te puede interesar…

Compartir!